Metro de Santo Domingo: Un transformador cumple 10 años


Metro de Santo Domingo: Un transformador cumple 10 años

El Metro de Santo Domingo, el sistema de metro más extenso de la región de America Central, cumple 10 años en 2019. Durante este tiempo, el metro ha transportado más de 500 millones de pasajeros en la ciudad, y cada año muestra un crecimiento significativo. Vale destacar que, diez años después de su apertura, un boleto de metro cuesta lo mismo que el día en que se abrió: RD$ 20 (cuarenta centavos de dólar estadounidense).

 

Los países pequeños como  República Dominicana no siempre tienen la escala para lograr una infraestructura de primera clase, lo que hace la llegada del Metro de Santo Domingo sea aún más impresionante. Además, en 2018, se agregó un nuevo conjunto de vagones para atender la creciente demanda. Manuel Saleta, el director de OPRET, la empresa matriz del Metro de Santo Domingo, recientemente se reunió con Business Excellence para contarnos más.

 

La historia

La historia del Metro Santo Domingo comienza con OPRET (Oficina para el Reordenamiento del Transporte), su compañía matriz. OPRET fue fundada por decreto gubernamental en 2005. Su mandato era planificar, diseñar, construir, implementar, operar y mantener las líneas del futuro Sistema de Tránsito Rápido Masivo (SITRAM) en conjunto con los medios de transporte existentes en el área de Santo Domingo.

El Sr. Saleta declara: “Uno de los primeros pasos tomados por OPRET para desarrollar esta tarea fue la planificación de una línea de metro de norte a sur de la capital, que sirve como la columna vertebral del sistema de transporte que se implementará en Santo Domingo. Los estudios, diseños y planes de OPRET dieron como resultado la Línea 1 del metro, con sus 16 estaciones, que se entregaron en enero de 2009, con un total de 16 estaciones y aproximadamente 14 kilómetros y medio de vías.”

OPRET y el gobierno dominicano no se detuvieron allí. Alentados por el éxito de la primera línea, y al ver la diferencia que marcó la ciudad en solo un par de años, ambas partes comenzaron a estudiar la construcción de una segunda línea de metro en la capital. Como dice el Sr. Saleta: "la ruta planificada de la línea se extendía de oeste a este del entorno urbano e interurbano de la ciudad, uniendo las poblaciones satelitales de Los Alcarrizos y San Luis".

La primera sección de la línea, con una longitud total de 12.85 km y 14 estaciones, ha estado en funcionamiento desde abril de 2013. Un teleférico de 5 km de longitud de vía se inauguró en mayo de 2018, y pronto fue seguido por la Línea 2B en agosto de ese mismo año. La línea 2B tiene 3,4 km de vías e introduce cuatro nuevas estaciones en la red. El Sr. Saleta señala: "la incorporación de dieciocho nuevos vagones a la red muestra que continuamos expandiendo la cantidad y la calidad del servicio, aumentando sustancialmente el número diario de usuarios que utilizan la red de transporte público".

Estadísticas claves

Al ser preguntado sobre las cifras detrás del sistema de metro, Saleta se apresura a recabar una impresionante serie de números y estadísticas: “La línea 1 se construyó con una inversión de $ 800 millones. Se ejecutó en un plazo de 3 años y contó con la colaboración de empresas nacionales e internacionales para la construcción de las 16 estaciones, túneles y viaductos. Asimismo, se instalaron sistemas ferroviarios avanzados y se adquirieron 19 trenes de 3 vagones, con una capacidad de 547 pasajeros cada uno. La capacidad de la línea  es de 13,128 pasajeros por hora en cada dirección".

“La línea 2A fue construida con una inversión de 650 millones de dólares y ejecutada en un plazo de 3 años. Al igual que en la línea 1, contó con la colaboración de empresas nacionales e internacionales para la construcción de la obra civil de las 14 estaciones y túneles. Finalmente, en agosto de 2018, se inauguró la Línea 2B, con 3,4 km de longitud, que conecta esta vez al Distrito Nacional con el mismo corazón de Santo Domingo Este y una inversión total de 350 millones de dólares". La capacidad de la línea es de 10,940 pasajeros por hora en cada dirección"

Qué diferencia hace un metro

Por su naturaleza, los sistemas de metro son transformadores en términos prácticos y ambientales, y el Metro de Santo Domingo no es la excepción. De hecho, ser una ciudad relativamente pequeña en términos internacionales puede hacer que su metro sea aún más transformador. Para empezar, ha tenido un gran impacto económico; sobre este tema el Sr. Saleta afirma que: “En la actualidad, el funcionamiento del sistema tiene alrededor de 3,500 puestos de trabajo. Aproximadamente 1800 directos, ocupados por personal de OPRET y el resto indirectamente en personal de seguridad, compañías de mantenimiento y otros proveedores de bienes y servicios ".

A continuación, está el indiscutible impacto ambiental positivo. Nos dice: “En 2009, el año de apertura al público de la Línea 1, el metro de Santo Domingo transportó a casi 11 millones de pasajeros. Después de 10 años de operación y el crecimiento de la red, en 2018, 89 millones de pasajeros fueron transportados ”. Conservadoramente señala que esto habría incurrido en 3 millones de viajes adicionales en autobús. Pero según nuestros cálculos, esto supone que todos los que están en el metro, de no estar disponible, hubieran usado el bus. En cambio, sin duda ha eliminado muchos vehículos de pasajero único de las calles de Santo Domingo.

El impacto se ha extendido incluso a la cultura de la ciudad. El Metro de Santo Domingo ha establecido el programa "Cultura Metro", que busca educar a las generaciones futuras sobre los valores, la protección del patrimonio y la transmisión del conocimiento del sistema de transporte integrado. El Sr. Saleta dice: “Estamos construyendo una "Cultura Metro" entendida como un modelo de gestión social, educativa y cultural que produce transformaciones hacia una nueva convivencia ciudadana en armonía, buen comportamiento, sentido de pertenencia, solidaridad y respeto.”

Agrega: “Hasta ahora se han realizado ochenta y cinco visitas, que han involucrado a casi nueve mil estudiantes de escuelas y universidades de todo el país. También hemos recibido la visita de numerosos invitados internacionales. Se han llevado a cabo más de veinticinco actividades culturales, que impactaron directamente a aproximadamente un millón de personas, entre los usuarios del Metro de Santo Domingo y los visitantes atraídos por las actividades."

Al no contar con experiencia previa de lo que se requería para entregar un sistema de metro de tal envergadura, OPRET tuvo que recurrir a expertos en el campo. Se dirigieron a un viejo amigo de Business Excellence, Metro de Madrid, en busca de ayuda. De ellos, el Sr. Saleta dice: “Durante el inicio del proyecto y durante el desarrollo de la construcción de ingeniería y la puesta en marcha de las líneas 1 y 2A, Metro de Madrid aportó su conocimiento, experiencia y metodología de trabajo para garantizar el éxito de nuestro proyecto...”

Y continúa: “Otro de los socios estratégicos que han ayudado y continúan ayudando al proyecto del Metro de Santo Domingo es la Agencia de Desarrollo Francesa (AFD). Ha participado con la emisión de financiamiento a través del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo para una parte de los costos de construcción de la Línea 2B. La AFD sigue colaborando para lograr los objetivos de OPRET."

Otros socios y proveedores son aquellos como Servinca, Vegazo Ingenieros Electromecánicos, Malespin, Ingeniería Metálica, , SIM-TSO y Yellow Ingenieros, todos para ingeniería; ICAT y Bello & Diaz como empresas de supervisión de obras civiles ; Alstom, el proveedor de vagones de metro; y finalmente y Siemens, Thales y Sofratesa, tanto para los sistemas de control como para otras tecnologías complejas requeridas para que un sistema de metro funcione sin problemas.

Solo el principio

Más planes de desarrollo están en marcha. El Sr. Saleta nos dice que cuando se elaboró el plan maestro para el metro, se incluyeron 6 líneas de metro en total, solo dos de las cuales se han desarrollado hasta el momento, junto con el proyecto de transporte por cable. "Estamos definiendo qué fases deben desarrollarse a continuación. Necesitamos reevaluar los cambios que ocurrieron en los hábitos de transporte de los ciudadanos del Gran Santo Domingo”, dice.

El cambio en los hábitos de transporte ha sido impresionante: en 2019, se espera que el Metro de Santo Domingo supere los 99 millones de pasajeros. Por definición, son 99 millones de viajes que se habrán hecho más baratos, más fáciles, más sustentables y más rápidos de lo que nunca había sido posible. El señor Saleta dice: "El metro de Santo Domingo es la columna vertebral de la movilidad del Gran Santo Domingo". Tal vez no haya una manera más sucinta de describir lo que significa el metro para esta ciudad capital.

Investigado por Fernando Ruiz

ABOUT THE AUTHOR

Fernando Ruiz